¿Qué dices teacher?

CEnlace al audio

La primera vez que oímos el nombre Amerizano fue viendo un vídeo muy divertido que circulaba por las redes, en él, un profesor de inglés de origen estadounidense contaba las anécdotas que vivía en sus clases. El español que se aprende cuando “lo estudias” a veces tiene poco que ver con el que se habla a pié de calle. Charlie Geer, el Amerizano, nos contaba en sus vídeos como descubría expresiones españolas y concretamente andaluzas que no aparecían en ningún manual ni diccionario. Desde que lo descubrimos lo hemos seguido y disfrutado con sus historias, aprendiendo expresiones en inglés, divirtiéndonos con sus pequeños malentendidos y descubrimientos lingüísticos y culturales.

Ahora Charlie, nos vuelve a sorprender con su libro ¿Qué dices teacher? Las aventuras lingüísticas de un americano en España escrito en primera persona narra de forma autobiográfica su experiencia personal y profesional como profesor de inglés en Andalucía. Ha recopilado algunas de esas historias que ya conocíamos y nos ha contado otras, iguales o más divertidas.

Si la referencia es internacional, España, es un país relativamente pequeño, pero con una gran variedad cultural y lingüística. Cuando en ocasiones como esta, un extranjero viene y te cuenta cómo se sorprende ante costumbres, formas de hablar y comportarse que tenemos tan normalizadas por ser las nuestras, hace que, como poco, reflexionemos un poquito sobre aquello en lo que asentamos nuestras señas de identidad.
Es este un libro ameno y muy divertido, que nos descubre nuestro rico y bello idioma junto con los malentendidos que pueden aparecer cuando se está descubriendo y aprendiendo.

Si las anécdotas de Charlie son ya de por sí hilarantes, la guinda es un maravilloso acento con sello propio, Amerizano’s own style, maridaje ameroandaluz exquisito para los tímpanos más exigentes!

No os perdáis la lectura por parte del propio autor de un trocito del prólogo, en formato podcast, que tenéis a continuación.

¿Qué dices, teacher?

Charlie Geer, Editorial Plan B

“….Lo típico es recordar con cariño a los profesores que nos mostraron una nueva forma de ver el mundo, influyendo así en nuestro camino a través del mismo, pero en España he experimentado un cambio de roles, en el cual son los alumnos quienes han inspirado y formado al profesor. Una alumna en concreto, sin saber o sin querer, ha acabado teniendo un gran impacto en mi vida. Era una niña de unos seis años que, cuando le pregunté dónde había estado antes de la clase, respondió con la expresión “ancabuela”, ese chollo lingüístico con el que se consiguen seis palabras (“en casa de la abuela”) por el precio de una. Lo que para ella era una expresión corriente, poco notable, para mí era una delicia lingüística, tanto que tuve que contar la historia con un vídeo en las redes sociales. Cuando éste se hizo popular, nadie se sorprendió más que yo. Nunca habría imaginado que los españoles encontrarían esta curiosidad autóctona tan fascinante como un servidor: es posible que, como nativos, necesitaran los ojos de un extranjero para iluminar parte de la riqueza que los rodea. Para mí, el vídeo era una manera de celebrar tal riqueza, tanto como el intercambio en sí. En el aula, como en el vídeo, mis alumnos y yo aprendemos unos del otro, y viceversa. Encontramos similitudes dentro de nuestras diferencias, y terminamos no solo más sabios, sino más unidos. Quizás los políticos de hoy podrían seguir nuestro ejemplo.

En fin. Cuando el profesor se convierte en alumno, todo el mundo se extiende a sus pies. El libro que tienes en las manos pretende compartir retazos de ese mundo –sus enseñanzas y apredizajes, sus pruebas y errores, sus ceños fruncidos y sus risas—. Quiero compartir contigo un poco de lo que he aprendido a lo largo de mi estancia en España, y un poco de lo que me ha hecho reír…….

…..Cuando llegué al pueblo de Puente Genil, provincia de Córdoba, en 2007, imaginé quedarme en España durante un año, dos como máximo. La idea era ganarme el pan como auxiliar de conversación mientras mejoraba mi español, trabajaba en algunos proyectos literarios, y, sobre todo, averiguaba qué demonios hacer con mi vida. Con un año convertido en doce, y un soltero convencido transformado en un marido feliz, sigo trabajando en mi español. Los proyectos de escritura han encontrado para su expresión un nuevo idioma e incluso nuevos formatos: vídeos en las redes, monólogos en los bares. En cuanto a la vieja pregunta de qué demonios hacer con mi vida, los hechos hablan por sí mismos. Aquí estoy, haciendo aquello para lo que nací. Estoy inmensamente agradecido por la oportunidad de compartir algunas de mis historias. No hay mayor premio para un narrador que tener un público. Es un honor que nunca daré por sentado. Seguiré trabajando para merecerlo. Seguiré aquí, en mi salsa.”

Dos formas ofrecemos aquí de aquirir el libro, una haciendo click en este enlace de amazon amzn.to/2TpEiZJ, o bien enviando un mail a este correo electrónico charlie@tenidiomas.com del autor que estará encantado en escribir la dedicatoria que le pidas.

Compartir en

Deja una respuesta