Texto martes gaRceta

CEnlace al audio

Me tienen profundamente preocupada, impactada y anonadada los nombres que ponemos a los grupos de WhatsApp.

Los hay normales como “cole 2b” o “rítmica Estadium Casablanca” y luego están los graciosos, por ejemplo “dile a la Pilu que se ponga” ese es del pleistoceno cuando la Pilu no tenía WhatsApp y estábamos tol día diciéndole a su pariente que se pusiera al aparato.
Están el de “Las Mosqueteras“, “Una para todas o todas para una“, “Las chimpampum” que se me ocurrió por el chispum de la charanga. ¡Somos muy fiesteras!

Aunque el mejor fue uno q se llamaba “La hemos liado parda“. Era un subgrupo del grupo A, creado porque en el grupo A no hacíamos más q meter la pata así q creábamos otro para deshacer los entuertos….

Empezamos numerándolo con el 1 y al llegar al 61 pasó a llamarse “Las Pardas” directamente.


También están los que creas y luego no te quedas más que tú y algún otro pringau que al final eliminas y te lo dejas pa apuntar tus movidas. Se llama “excursión Albarracín” pero estás tú sólo.

Tambien están los nombres que pones a los contactos nuevos:
– Roberto gimnasio.
– Roberto papá de Lucas.
– Roberto pelirrojo parque.
– Roberto fontanero buenorro.

Al final se te estropea el lavabo y llamas al pelirrojo en vez de al fontanero buenorro.

Ahhh y luego está como te llaman a ti. Tengo un seguidor que me tiene como Audrey ojos almendrados y otro que me tiene como AUUUUUUdrey de lo que le gusto.

Repasad vuestras listas de contactos que os echaréis unas risas.


Los de la Ribera somos así.

Compartir en

Deja una respuesta