La posmodernidad V

CEnlace al audio

No sé si puedo decirlo, pero uno de mis vicios confesos es el juego. He perdido en los casinos de: Tunez, Marrakesh y Buenos Aires pero gané en Montecarlo, lo que mejora mucho mi curriculum, ya que Mónaco tiene mucho prestigio. Como estoy por completo en horas bajas ahora apuesto en las páginas esas en las que te bajas ( cuanta bajeza) una aplicación y apuestas por cualquier deporte y a cualquier hora. Es una forma de viaje y de imaginación incontenida. Hoy me he apostado 5 euros a que empataban el Valur de Reykjavik contra el Vikingur de Reykjavik. Cosas que he imaginado: es el derbi islandés ( aclarar que toco en un grupo que se llama Islandia). Valur significa valor y Vikingur vikingos. O sea, se enfrentaban el Valor y los Vikingos.

Hoy hacía buen día en Reykjavik, una chica rubia paseaba un perro que antes había sido un perro de trineo y ahora, en el crepúsculo de su vida las islandesas los tienen como animales de compañía. Se llaman perros inuik canadienses y tienen los ojos azules, como yo.

Compartir en

Deja una respuesta