La posmodernidad R

CEnlace al audio

En estos lugares el dolor es más grande y la fiesta y el placer y las risas. Nos conocemos todos. Así es que la vida es como más intensa, más dura.

Lo está pasando mal Ricardo. Y no puedo dejar de pensar en él. Con Ricardo nos echamos siempre una mano. Igual no pensamos igual, pero a Ricardo lo necesitas y está. A mí Ricardo me arregla la vida. Así de claro. Hay gentes que somos torpes, de nacimiento, o cómodos o jetas, que se yo. Pero tú llamas a Ricardo y te arregla lo que haga falta. Hace cuarenta viajes, canta una canción por dentro, que nunca se cual es. Pero Ricardo te arregla la vida.

No sé cuanta posmodernidad o modernidad hay en las relaciones personales de los pueblos. No lo sé. Y perdonen que hable de Ricardo, que vendría a ser un sentimiento íntimo. Yo que siempre digo que no me gusta contar cosas íntimas, Pero imaginen que la escritura da fuerza por lo que nombras. Ricardo, Ricardo.

Compartir en

Deja una respuesta