La rubia de la ribera

Aupa ahi rubia

Fotogrupo running Alagón
Fotogrupo running Alagón

Hoy os voy hablar de la buena gente, el compañerismo, la superación y la amistad.
El domingo 13 la rubia se fue a correr una carrera a San Sebastián. Es una prueba de 20km que transcurre de Behobia a San Sebastián. La llaman exigente por el desnivel, o sea las cuestas.
Yo pinché en el Km 14 o así, unos metros antes había estado animando a una compañera a la q le había dado un tirón, bueno pues unos km más tarde me encontré con lo q llaman el «muro»: tú cabeza quiere correr pero tus piernas no pueden, hacía calor para ser el norte y eso tampoco ayudó. Mis piernas eran cómo los maderos con los q crucificaron a Cristo, me pesaban un quintal… maldita cabeza, no quieres más q rendirte…
Denominamos a nuestro pequeño grupo de runners las tortugas. Somos un grupo de mujeres con muchos ovarios pero un poco más lentas. En el grupo contamos también con un galápago. El galápago que hizo de ángel de la guarda con todas nosotras. Que se meaba una, la acompañaba, que ahora se paraban otras a hacer fotos, allí las esperaba, jijijij.

Las tortugas somos así.

Queríamos disfrutar esa carrera, pero yo sientiendolo mucho, la sufrí… muchoooooo! pero ahí estaban las tortugas y la rubia no se rindió. Además el público donostiarra es una pasada te anima desde el minuto uno. Llevábamos cinco kilómetros y nos decían —lo tenéis hecho, lo tenéis hecho— anda que no!
Como llevas en el dorsal tu nombre escrito te animan por él y os juro q sonreí a cada uno de los que lo hicieron. Cuando íbamos por el precioso pueblo de Pasajes con su bahía, lloriqueaba porque iba tan apurada q no podía ni mirar el paisaje.

Si algo me quedó claro es que en este deporte el compañerismo es esencial, a un km de la meta tenía garrampas en las piernas, no dije nada, yo creo q hasta recé para poder terminar, mis compis se portaron de mil, sacrificaron su carrera por mí, fue por ellos por los que la rubia no tiró la toalla y llegó a meta.
Behobia, me dejaste mal sabor de boca, pero la recompensa fueron los abrazos: el abrazo general y yo, cómo no, lloriqueando, los abrazos de mi cuca, los de mis tortugas, el bañito de la concha y el chuletón de la sidrería!!!!

Gracias a running alagon por todo!!!! La rubia os quiere.

s r

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad