Que no te tomen el pelo con....

Las reservas hoteleras

Foto de Jess Loiterton para Pexels
Foto de Jess Loiterton para Pexels

Es habitual que llegadas estas fechas y dada las experiencias mal vividas en estos dos últimos años, antes de reservar las tan deseadas vacaciones (desde ahora serán las tan deseadas por abreviar) nos surjan ciertas dudas sobre cancelaciones o nos empiecen a retumbar en la cabeza elementos legales como las causas de fuerza mayor, imprevistos sobrevenidos etc… pues bien, voy a ver si soy capaz de dar luz a este sombrío tema.

Para empezar, debemos entender que la relación nacida de una reserva de alojamiento o alquiler de apartamento vacacional es un contrato y como tal, está amparado por las bondades de la jurisdicción civil. Cosa importante ésta no para reclamar posibles apropiaciones indebidas a la hora de devolver una cantidad entregada sino para tener claras las condiciones máximas que el propietario de un apartamento u alojamiento puede restablecer en la reserva.

¡Lo más importante!! Avisar con más de 24 horas de antelación al disfrute de la plaza reservada Ya si puede ser con 10 días de adelanto sería perfecto. Con esto, de antemano debemos saber que podemos optar SIEMPRE a un importe de devolución y como norma general y con arreglo a lo establecido en las condiciones generales de contratación para este tipo de servicios sería lo siguiente:

CANCELACIÓN: Para empezar, antes de firmar deben informarnos de las posibles penalizaciones en caso de cancelación. Si no lo hacen, el 100% del dinerito “pa la saca, pero pa la nuestra”.

Si lo que has reservado es un fin de semana romántico de 2 días de alojamiento como mucho, se pueden quedar con el 50% de la cantidad pagada, si por el contrario vas hasta una semanita el 35% del precio y si vas 15 días, pues aparte del sofocón de quedarte sin las tan deseadas, pues te vas a quedar sin el 25% del dinero aportado.

ABANDONO PREVIA FECHA: si te llaman para que vuelvas al trabajo antes de hora, o si te cansas de ese camping aburrido o del ruido de los “guiris” de la habitación de al lado, debes saber que por los días que no disfrutes, pueden cobrarte hasta un máximo de un 25% del precio de la habitación, estancia en camping etc… mejor eso que aguatar pasándolo mal, aunque si además de soportar al pesado de tu jefe tienes que pagar….

Pero bueno, que no todo van a ser cancelaciones…

¿Qué pasa si llegas al hotel/crucero/camping o monasterio para retiro espiritual y la estancia no es como la he contratado?

Pues bueno queridos amigos, lo que ocurre es que ante todo y si lo hemos pactado por escrito, debemos exigir que se nos de la habitación o servicio contratado.

¿Y si no?

Evidentemente, debemos y podemos solicitar el reembolso de la diferencia entre la habitación contratada y la que nos han dado. Debéis recordar, que todo hotel/barco, camping, etc. debe tener las tarifas a la vista so pena de penalizaciones administrativas importantes, por lo que nos resultará fácil solicitar (y ese es mi consejo) la devolución de la diferencia entre vuestra suite de ensueño contratada y ese camarote junto al motor que os han dado, dirigiendo a dirección del hotel/capitán de barco/dirección de camping de ensueño una reclamación (puede ser manuscrita) con la cantidad exacta que solicitamos nos sea devuelta… Si no vas poder tener las vistas a la piscina, por lo menos que tu cartera no se vea tan resentida.

Por último, si mis consejos no han sido suficientes para que el disgusto de no poder disfrutar de esas, las tan deseadas, os queda reclamar, y sabed que no para todo lo que huele a reclamación se requiere de un abogado.

En este caso, tenéis escritos estándar en cualquier oficina de consumo de toda Comunidad Autónoma y aunque algunos de vosotros seáis algo negativos con estos procedimientos, sabed que la ley obliga a las comunidades a investigar lo ocurrido en cada reclamación. Esto quiere decir que alguien llamará al establecimiento, que se personará un inspector (en algunas ocasiones) que recibirán notificaciones administrativas al respecto y que vuestra reclamación quedará registrada por un tiempo en el que, si se produce alguna más, incluso puede tener problemas de licencia el propio establecimiento.

En todo caso, mis queridos amigos, os ruego que ante cualquier incidencia dejéis registro en aquellas páginas de valoración que, aunque no lo creáis, somos cada vez más los que antes de reservar, las ojeamos y sintiendo mucho que se hayan torcido vuestras “tan deseadas”, espero que al menos me ayudéis a que mis deseadas sean de ensueño.

El autor de este artículo cuenta entre sus diversos laureles con la graduación en Derecho.

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad